Shinichiro Watanabe estuvo en ChileMonos!

Y el pasado 11 de mayo tuvimos el honor de compartir recinto con uno de los grandes directores japoneses a nivel mundial. Gestor de verdaderas obras maestras del anime clásico y moderno y sin duda alguna -a modo personal- uno de mis ídolos de toda la vida: Me refiero a Shinichiro Watanabe.

La invitación se realizó en el marco de actividades preparadas en la edición 2013 del festival de animación ChileMonos. Entre talleres y otros invitados, gestionaron este acierto e hito a nivel nacional, recibiendo a este director que, entre sus trabajos co-dirigió obras maestras del animé como Macross Plus, fue el cerebro detrás de Cowboy Bebop -obra con la que consagró su calidad como director-, Samurai Shamploo, parte de los cortos de Animatrix y la reciente Sakamichi no Apollon.

Por alrededor de 2 horas este connotado director nipón expuso parte de su trayectoria y fue generoso con su tiempo al compartir junto a sus fans en el Cine Arte Alameda, lugar donde se desarrolló la actividad. Ahí, cientos de asistentes tuvieron la oportunidad de presenciar una muestra gráfica e histórica de sus trabajos, así como llevarse un autógrafo y -con suerte- una fotografía con uno de los rockstar de la animación.

Pese a algunos problemas técnicos-organizacionales, además de las claras complicaciones que tuvo el intérprete asignado (con un estilo tipo… “Adidas”) la jornada fue bastante cercana, con Shinichiro comentando parte de sus vivencias como director, el plano creativo que ha vivido / enfrentado, incluso anécdotas, como alguna divergencia que tuvo con Shouji Kawamori en Macross Plus (quién es otro grande del animé) y parte de sus proyectos como gestor de obras visuales, mostrando algunos bocetos y diseños de personaje, aunque esto último “en secreto”.

Todo lo anterior amenizado con una proyección de extractos de cada una de sus obras, logrando así un ambiente y cercanía que pocas veces tenemos la suerte de presenciar “de primera mano”, más considerando la talla del invitado (un grande entre los grandes) y que no se acostumbra traer a directores de animación japonesa a las actividades que se realizan a nivel nacional.

En la jornada también recalcó lo ligado que está su proceso creativo con la música que es de su gusto, de ahí que todas sus obras destaquen por poseer grandes bandas sonoras (sumándole la participación de Yoko Kanno), con influencias tan diversas como el jazz, hip-hop, tradicional de Okinawa y blues.

Cerró comentando que su viaje tuvo escalas en Brazil y Argentina, además de tener la oportunidad de conocer Valparaiso.

Como cierre muy personal, les confieso que nunca -en mi vida- esperé conocer y estrechar la mano de quien es uno de mis ídolos, al gestar una de mis series de animación preferidas (Cowboy bebop). Ello, además de la admiración que provoca su innegable calidad como director. Todo un acierto.

Por otro lado, lamento que los medios de TV abierta tengan cámara y pantalla para farándula y TV basura y no hayan estado presentes para dedicar al menos 5 minutos a este director que, como sabemos, tiene méritos de sobra.

Agradecemos nuevamente a ChileMonos por la confianza, validarnos y permitirnos estar presentes como prensa. Sigan así!