El Otaku – Parte II: Especies Establecidas.

Hablar de la fauna Otaku es, ante todo, hablar de biodiversidad. Los hay en todos los colores, tamaños, envases y estados de fermentación neuronal; algunos más mirables que otros, algunos más pasables que otros, algunos más agradables que otros, y así. Empero, y a pesar de las diferencias obvias en nuestro ambiente, sobresalen varias subespecies por su alta adaptabilidad social; ya sea por ser capaces de vivir en simbiosis con la sociedad “normal” o por poseer la facultad de generar un nicho propio de pares donde poder congregarse (y, con algo de suerte, reproducirse).

A partir del año 67 D.T. (Después de Tezuka)… o 1995 para los más convencionales, se pueden reconocer con facilidad algunas especies cuya cantidad de población y semi-atinado comportamiento hace imposible el pasarlos por alto.

Familia: Anime Fanaticus
Género: Otakus Gregarius
Nombre científico: Permutum Meavitae
Nombre Vulgar: Cosplayer
Descripción: Intrínsecamente fáciles de reconocer por sus coloridos exteriores (algunos lo asocian a la belleza del Ave del Paraíso… otros directamente a daño cerebral), los Cosplayer son una de las especies más interesantes de analizar de nuestra fauna. Solitarios por naturaleza en su vida diaria, encuentran genuina alegría en el simple hecho de congregarse a compartir su afición.
Hábitat: Normalmente, la casa de sus padres. De por sí su hábitat natural los convierte en una especie difícil de observar, empero, bastará que el naturalista avesado deje tirado por ahí algún cartel que diga “Anime” para que lleguen en masa (y, de paso, dejen al científico preguntándose el como averiguaron el resto de la información de dicho Evento).
Comportamiento: Casi tímidos en solitario, pasan a convertirse en una formidable fuerza que gana una capacidad de generar alboroto de forma exponencial a la cantidad de individuos que forman parte de la manada. Con suficiente dinero en los bolsillos vaciarán cuanta tienda de confecciones encuentren con tal de obtener los materiales para sus caracterizaciones y con poco poder adquisitivo harán gala de una inventiva que haría a los rusos el desear haberlos mandado al espacio.
Si ve uno: No haga movimientos bruscos, no vaya a resultar que le recuerden alguna escena de algún anime y acabe usted como invitado sorpresa en una convención. Si ha logrado un primer contacto exitoso, relájese: Si no se lo comieron como parte de la performance tiene usted razonables posibilidades de salir con vida del encuentro.
Estado de conservación de la Especie: Saludablemente variado.

Familia: N.S.O.
Género: Otakus Copionus
Nombre científico: Otakus Alternativus
Nombre Vulgar: Pokemón (OJO: no confundir la especie Otaku con la mutación a partir del Flaite)
Descripción: Siendo el producto de la extraña mixtura entre hormonas, cuerpos demasiado desarrollados para su edad mental y una lamentable falta de cultura en más de un sentido, son fácilmente reconocibles por cierto dejo de ingenuidad casi infantil en sus miradas, por su extraño sentido de la estética, sus pelos con reflejos de colores y por hablar sin separar los dientes. Su relación con el mundo Otaku es algo vaga, generalmente limitándose a una o dos series de su agrado, pero que defenderán a rajatabla como parangón de los más bakán, piola, pulento y otros sinónimos afines. Por lo demás, dirán que no son otakus, a pesar que todo en su apariencia exterior (desde el uso de Nekomimis hasta el terminar sus frases con muletillas cliché del tipo “desu” o “daro”) hiede a las percepciones de la moda japonesa que se pueden obtener extrapolando los conceptos obtenidos de las series más populares de hoy por hoy.
Hábitat: Se les puede encontrar en los pocos locales de videojuegos que sobreviven; sin embargo, su lugar de encuentro primordial en nuestra zona son los centros comerciales donde pueden hacer gala de toda su educación y finura, practicando las nobles artes del ponceo, la seducción cavernaria y del sobajeo a vista y paciencia de todo el mundo.
Comportamiento: Constituyen un grupo etario cerrado, a pesar de decir que tienen amigos “en toos laos”. Generalmente, cada grupo tiene sus propios códigos de comportamiento, casi indistinguibles para el observador casual. Cuando se tiene la suerte de poder aislar, analizar e interactuar con un único individuo se encontrará el observador (no sin sorpresa) que gran parte de las leyendas urbanas acerca de su disponibilidad de espacio intracraneal no son aplicables. Lamentablemente, en cuanto hacen masa crítica (reuniéndose dos o más de ellos) las características individuales son reescritas por el comportamiento colectivo. Observaciones a lo largo de los años me han llevado a suponer que sus interrelaciones personales son capaces de construir una supermente femenina (o sea, cuando están en grupo no sé como chucha entenderlos), pero, lamentablemente, no he podido acercarme lo suficiente a ningún grupo sin que huyan despavoridos (siempre me he preguntado si mi Barret M82 tiene algo que ver en esa reacción).
Si ve uno: Ni se urja; lo más probable es que le ignoren, o, en el peor de los casos, le tiren alguna talla con un nivel de inteligencia tal que el bromista a duras penas logrará terminar la frase sin morderse la lengua. En caso de producirse algún tipo de confrontación… ahora que lo pienso, jamás he sabido que se haya registrado una pelea comolohombreh con esta especie, reduciéndose a la barbarie grupal o a la retirada estratégica.
Estado de conservación de la Especie: Hay muchos y las balas no van a alcanzar para todos.

Familia: OTAKU!!!!
Género: Maleficarum Otakus
Nombre científico: Oscurum Engrupíficus
Nombre Vulgar: Gothaku
Descripción: El ojo inexperto llegará a pensar que se trata de una subespecie de Cosplayer, pero nada anda más alejado de la realidad. Se trata de una especie cuyos cánones de estética y de comportamiento (al menos cuando los están mirando) están englobados e inspirados por su oscuridad interior… esa que les hace vestir de negro, teñirse el pelo de negro, pintarse las uñas de negro, ver anime con mucho color negro y conectarse a cualquier tipo de red social para hecharle la chuchada a cualquiera que hable con ellos, ya que sólo quieren que los dejen solos para poder sufrir en paz.
Hábitat: Pequeños departamentos con mala ventilación e iluminación, alejados del traqueteo diurno y donde puedan practicar sus oscuras artes a sus anchas (entiéndase por oscuras artes el pintarse la cara de blanco y negro, quemar toda su ropa de colores y sacrificar infieles en un altar en honor a las Clamp) y Tugurios “de mala muerte” donde todo el mundo se junta a estar solos.
Comportamiento: En general, hay de todo tipo de comportamientos en este subgrupo, sin embargo, lo más común es vestir de forma estrafalaria para ubicarse luego entremedio de un grupo de otra forma homogéneo, para que de esa forma nadie se fije en ellos y puedan no ver lo mucho que sufren al ver que sus personajes favoritos tienen vidas más sufridas que las de ellos.
Si ve uno: Si no quiere recibir una mirada glacial y ser desterrado de su lista de “personas que comparten un calvario de vida” no mencione palabras como sol, alegría, amigos, amor y esas ñoñerías. Si quiere buscar conversación la mejor forma de hacerlo es recordar el personaje más imbécil del Anime (que se vista de negro íntegro, eso sí) y decir una frase sesuda del tipo “desearía que XXXXX (el personaje) pudiera compartir conmigo mi/su agonía”. Lo que pase luego dependerá de muchos factores, pero, si logra usted no cagarse de la risa luego de semejante frase, es posible que llegue a producirse un diálogo inteligente.
Estado de conservación de la Especie: Pasando de la moda al olvido.

Comments Closed

7 comments on “El Otaku – Parte II: Especies Establecidas.”

  1. Noctor dice:

    oooo muy buena… me cagaron de la risa algunas frases … xD!…
    «ahora que lo pienso, jamás he sabido que se haya registrado una pelea comolohombreh con esta especie, reduciéndose a la barbarie grupal o a la retirada estratégica.»

    «Tugurios “de mala muerte” donde todo el mundo se junta a estar solos»

    «si logra usted no cagarse de la risa luego de semejante frase, es posible que llegue a producirse un diálogo inteligente.»

    felicidades =3…. eseprando mas de esto ^^U!… desde giga puddi q no me reia tanto xD

    PD: esperando el articulo q la ultima g-expo se merece…y esperando q coloquen algunos de los amv =3

  2. Hoku dice:

    Me reí con lo de cosplayers.

  3. Dark Neko dice:

    Hahaha me dio risa el del Cosplayer, pero yo no me parezco en nada a la descripción, pero dentro de los cosplayers existen gente así xDDDDDDDDDDD! sí los conozco ;D!

    Yo soy poco otaku por así decirlo, no veo casi series, no juego mucho video juegos, etc. Sólo me gusta actuar y confeccionar cosas, por eso soy cosplayer :3

    Entonces yo sería como Tailoring actorilus cosplayeru xDDDD!

  4. sightes dice:

    » Maleficarum Otakus» xDDD …son como emos xD tambien

  5. Maho dice:

    hahahaha ! que risa esta bueno ^.^ lo de los cosplayers

  6. animrok dice:

    JAJAJAJAJAJAJ como me pude reir con esta publicacion jajajaja

  7. Kare-rin dice:

    Gracias!!
    xD!!me rei demaciado con el reportaje, y me lei los dos para ser mas exacta xD
    hahahaha!!!de verdad tienes talento xD!! contar con tanta seriedad algo, y aun asi hacerlo chistoso xD

Comments are closed.