Pero aun falta…

Estas editoriales siempre me traen un poco de frustración, más cuando me siento forzado a escribirla. Se ha trabajado y no se ha hecho obervaciones al respecto. Ha pasado mucha agua bajo el puente, hemos tenido avances y tropiezos -o zancadillas, dirian algunos- pero fuera de todo, RayOut ha crecido varios centímetros, que de seguro irán en beneficio de su continuidad y existencia.

Cuando analizo lo que se ha realizado en el sitio me siento contento. Se afinó la maquetación apoyandome casi al 100% en un tema entretenido para wordpress y por supuesto se ha revitalizado de a poco el flujo de contenidos que estaba considerablemente estancado en fechas pasadas. Sin embargo, sigo con la sensación de que es posible hacer más y mejores cosas para estar totalmente completos en lo que como fans podemos entregar “de vuelta” al mundillo y al movimiento que en este se genera.

Aún faltan galerías por hacer. Por motivos personales se han congelado varias sesiones planificadas, sumandole a esto la falta de modelos de la linea que siempre hemos publicado. Me pueden criticar, pero a niveles personales aprecio el esfuerzo y la dedicación, pero a niveles estéticos no puedo dejar de priorizar lo que hace mas llamativo a este espacio en la red.Como siempre, paso el dato y si crees tener lo que buscamos, manda correo! es gratis :D

Aún falta expandirse a la retina y a los bookmarks de un amplio segmento de cybernautas. Probablemente muchos nos conocen y ahora con el rayout.cl además del rayout-network.com nos hemos vuelto mucho mas fácil de encontrar. Sin embargo, aun siento que falta potencia en el mensaje.

¿Contenidos? Lime ha sido una constante fuente de breves que han mantenido esto relativamente actualizado. Un gran aplauso por ello y por continuar pendiente, pese a sus deberes académicos y personales.

Aún falta, es verdad. Sin embargo, viendo las visitas al sitio es claro que pese a que ciertos objetivos no se han cumplido, hay testigos del esfuerzo que se ha puesto en mantenernos vigentes por mérito propio. Como lo que ocurre con la próxima G-EXPO y todas las complicaciones que se involucraron a su confirmación. En situaciones normales, probablemente cualquiera hubiese cancelado por las trabas y contras que en previa y en planificación trajo consigo.

Supongo que somos tercos y duros de roer, o nos gusta mucho lo que hacemos, o simplemente somos muy ociosos…  Supongo.