El Otaku – Parte I: Arquetipos básicos.

Hablar del término que nos describe como manada social es tanto complejo como repetitivo. Complicado resulta por el simple hecho que hablar de uno mismo suele resultar un tanto extraño, dado que se carece de la perspectiva que da la distancia al hablar de cualquier tema. Sencillo es, sin embargo, dada la cantidad de tinta que ha fluido en el río de encasillar a nuestra raza.

Cuando el mundo era joven y la corteza terrestre aún no se había enfriado… bueno, no pasaba nada, dado que la humanidad no existía; así que avancemos unos milenios hasta el Siglo XX, donde comienzan a manifestarse diversos fenómenos en Japón que llevaron a encasillar a todos los fanáticos obsesivos acerca de un tema con el apelativo de “Otaku”. Resumiendo la historia, la palabra tiene el significado original de “casa grande”, y se le asoció a este tipo de individuos bajo la premisa de “tipo que no sale de casa por disfrutar enfermizamente de su afición”… para ser más claros, se les veía como a un Gollum con su “preshiosho”.
Afortunadamente (o quizás no tanto), tanto el tiempo como el estudio sicológico de tal comportamiento derivó en la adopción de un nuevo término para aquellas personas cuya alienación social es tan elevada que impide su interrelación con el medio, pasando a constituirse en una enfermedad: les llamaron “Hikkikomori”, dejando el término “Otaku” relegado a un abanico de opciones que van desde “tipo desagradable” a “fanático enfermizo”.

Pues bien, con el pasar de los años he aprendido que en el mundo occidental la cosa no es tan sencilla: Con nuestra infinidad de tribus urbanas, tendencias y modas el significado y variaciones de la palabra “Otaku” presenta tal cantidad de aristas que al lego en la materia puede resultar complicado de distinguir. Así que me decidí a hacer una pequeña guía de cacería para ayudar a diferenciar a los distintos tipos de Otaku.

En este primer capítulo reseñaré brevemente las tres razas principales de Otaku, de tal forma que si ve uno tenga usted tiempo de llamar a los pacos, o de buscarle conversa, dependiendo de su nivel de afición personal.

Otaku

Nombre científico: Anime Fanaticus
Nombre Vulgar:
Otaku

Descripción:
Pasaría por un tipo normal si no fuera por alguna muestra exterior de su condición. Puede tratarse de algo evidente (como una mochila con la forma de una caja de armadura de Saint Seiya) o de detalles más pequeños (un pin de Macross es un buen ejemplo). En lo demás, se camufla bastante bien con el resto del mundo, llegando incluso a tener una vida social relativamente normal.
Comportamiento: Sus hábitos de consumo son relajados (nunca compra algo que esté fuera de su alcance), sin embargo no por ello se niega a determinados placeres (como suele ser la adquisición de material original o manofacturas de alta calidad).
Acerca de su condición de Otaku, jamás renegará de ella, a pesar de no andar gritándola a los cuatro vientos.
Si ve uno: Si es usted también un Otaku, quizás tenga la posibilidad de aprender algo de él. Buscar una conversación amena suele ser una buena forma de relacionarse con ellos. Si no es usted Otaku, relájese, no muerden.

Nombre científico: Homo Sapiens Cuasinormalis
Nombre Vulgar: No Soy Oyaku (N.S.O.)

Descripción:
Para describirlo de forma fácil,  se trata de una especie de incapaz de asumir su condición. Viven en un estado de negación constante; algo así como un gay que va a los desfiles de modas con la excusa de ver a las modelos, siendo que se le derriten los helados al ver los vestidos de alta costura.
EL N.S.O. típico es un ser humano(ide) que goza con todas las facetas del ser Otaku: Compra merchandising como enfermo, tiene al menos una habitación en su casa atiborrada de pósters, manga, anime, figuritas, daimakuras e inclusive alguna dutch wife por ahí disfrazada de “figura a escala real”. Se viste con ropa que se parece sospechosamente a la del algún personaje favorito, se peina de formas que recuerdan al anime, inclusive habla con modismos sacados de alguna serie de moda… pero no es Otaku, no, jamás… eso sería ser ñoño y perdería su condición de ser humano.
Comportamiento: Cuando acuden a comprar algo suelen ir vestidos de abrigo negro, gafas y sombrero. Cuando van acompañados de gente común y pasan frente a una tienda de anime buscarán una excusa para retrasarse un poco y ver qué hay de nuevo. En compañía de otros Otakus intentará demostrar su superioridad como “una persona normal”. Sólo cuando está en una masa de Otakus se permite un momento de relajación, confiando en el camuflaje que le da la manada.
Si ve uno: Si no quiere ser víctima de un escándalo público no le recuerde su condición; sería como recordarle a un leproso que es un paria. En vez de ello hágase el hueón y desvíe la conversación hacia temas aledaños (música y/o videojuegos suelen ser buenas alternativas) desde los que se puede saltar inocentemente al anime, dejando siempre abierta la alternativa de preguntar “¿cómo llegamos a este tema?”. En caso de poseer algún objeto del deseo del individuo, no haga tal de contarle… no sea que despierte una mañana con la cabeza de un caballo en su cama.

Nombre científico: Cuasiponja Estupidus
Nombre Vulgar: OTAKU!!!!! (Aunque prefieren ser llamados Otakings)

Descripción:
Es, en esencia, un N.S.O. que tuvo el valor de salir del clóset… el problema es que no se detuvo allí: Salió de la pieza,, salió de la casa y lamentablemente no siguió saliendo, dado que pudo haberlo atropellado un camión y nos hubiéramos ahorrado problemas. Tiene una lamentable tendencia a la pedantería, tratando (a sus espaldas) a cualquiera que no sepa de anime tanto como él (todo el mundo, bajo sus estándares) con apelativos que harían que un el hijo de un camionero y una albañil se sonrojase. Eminentemente solitarios, es mejor no darles tema de conversación, o no se callarán hasta que uno huya despavorido o le ponga una mujer enfrente, en cuyo caso las alternativas serán que se callará por completo o intentará joteársela de manera un tanto estúpida.
Comportamiento: Cuando anda vestido discreto será fácil de reconocer porque su vestuario estará recubierto de chapitas, pines y parches. Cuando quiere figurar saldrá a realizar su rutina habitual de vida semi-cosplayeando alguno de sus personajes. Habla con una mezcla de lenguajes entre el castellano-latino, castellano-español, inglés y japonés (que son los idiomas usados en el fansub), normalmente usando mal alguno (o todos ellos). Si tararea una canción, será de un anime, no jugará juego alguno si no es producto de un anime, o al menos tiene una versión animada. Dirá que Hideaki Anno es dios aunque no tendrá idea quienes son Riquinni o Nadia. Usará interjecciones de sus personajes favoritos y hará otras estupideces que mejor no quiero detallar ya que espero no alargar la lista hasta el infinito.
Si ve uno: Si aún no le ha visto, corra. Si no, procure no buscar el contacto social, a menos que disponga usted de tiempo y paciencia. Si el contacto ha ocurrido y desea usted darlo por finalizado (y no hay una mujer a la mano), mi recomendación sería pasar a la confrontación física: O gana usted o gana él. Si gana el lector, podrá salir huyendo; si gana el individuo, al menos éste se habrá callado. En ambos casos me quedo sin material para esta parte de la guía. En cualquier caso, todos ganamos

Comments Closed

7 comments on “El Otaku – Parte I: Arquetipos básicos.”

  1. Noctor dice:

    xD!!!!!!!! tan buenas las diferenciaciones … pero falto el otaku moda…. ese q dice q es otaku solo pq a visto naruto (y si tenemos suerte igual dira dragon ball)… xD

    yo me catalogaria como otaku no mas, tnia 2 chapitas y tngo un poster en mi piesa … pero e visto gran parte del anime desde macross hasta los q estan saliendo ahora ^^U

    1. Tornado dice:

      Tranquilo, si es la primera parte nomás. EN siguientes entregas analizaré las diversas subrazas de Otakus

      1. Noctor dice:

        la espero con ansias para seguir riendome un rato =)

  2. sightes dice:

    mmmm yo me catalogaria como otaku , aunque tuve mis etapas de N.S.O y muy poco de king , pero esencialemente soy otaku .

    tengo mis figuritas y posters por ahi , y me paso viendo mucho anome y leiendo manga de vez en cuando, no puedo xD pasar al siguiente nivel porque en realidad se veria extremadamente feo que un alumno de posgrado con 26 años fuese un fanatico con chapitas y cosas asi.

    yo me mantengo en las sombras jejeje :3 , aplico tener muchos morph, animes ocultos , paginas y algunas revistas geek , ocultas en mi pc y peor aun XD cada vez que viajo a algun lado pasan minutos en mi mente en que pienso … habra ez2dancer o maquina de cualquier tipo por aqui lol! lyuego digo …NO! >;< ya no tengo edad pa eso lol … y al final me siento por ahi a hackear alguna wifi y quedarme revisando review de nuevos mangas o animes o paguinas con opiniones geek o de juegos :3

    1. sightes dice:

      como fue posteo rapido …

      animé*
      luego*

  3. anonimo dice:

    derp, el tipo que pusieron tiene una polera de naruto.
    Si te gusta naruto automaticamente no sabes se anime

    1. Tornado dice:

      Y a tí el dar una opinión así de descalificadora te convierte automáticamente en un «OTAKU!!!!!»… problem recursividad???? XD

Comments are closed.